Noticias

  • Como usar bien tus ventanas en verano

    Como usar bien tus ventanas en verano

    Las ventanas son un elemento que nos separa del exterior y en verano en España el clima suele ser bastante extremo, donde no es difícil llegar a alcanzar temperaturas que pasan de los 30º. Veamos como se pueden usar nuestras ventanas para mantener un interior fresco.

     

     

    Cuando la canícula aprieta fuerte es el momento de usar nuestras ventanas de forma inteligente para que estas obedezcan a nuestros intereses en la época en que el calor trata de entrar en nuestras casas y centros de trabajo.

    Lo primero que tenemos que tener claro es que las ventanas son un elemento clave para el control correcto de la temperatura deseada, no solo por cómo las usamos en el día a día, sino incluso (muy importante)en el momento de la elección de los elementos que asociados a ellas nos pueden ayudar a conseguir nuestros fines.

     

    1º Lo primero es elegir una buena ventana de aluminio, preferiblemente con RPT (Rotura de Puente Térmico) que nos garantiza un aislamiento térmico absoluto entre exterior e interior, para lo cual huelga decir que el aluminio es el material idóneo para conseguirlo, dada su estructura hecha de poliamida y dos cuerpos distintos de aluminio. Este sistema no solo nos ofrece un buen aislamiento térmico, sino que también nos depara una acústica independiente del exterior.

     

    2º Es procurar que nuestras ventanas sean de doble cristal con cámara y que todas las uniones y vidrios están perfectamente ensambladas y con las gomas de estanqueidad perfectamente colocadas, pues un escape de temperatura (energía) en uno u otro sentido sería letal para nuestros intereses. Deben ser revisadas todas las de la casa para garantizar que todo el sistema funciona de forma estanca para poder equilibrarlo y controlarlo en su conjunto.

     

    3º Otro punto vital es haber previsto con anterioridad (si el clima de la zona así lo requiere) la instalación de toldos, parasoles o contraventanas (tipo mallorquinas) que serán una barrera física de gran contención y que harán que la radiación solar que llega a nuestras ventanas sea la mínima.

     

    4º Es conveniente la ventilación de la casa a horas en que el exterior es más fresco que el interior, estas suelen ser las primeras de la mañana y las ultimas de la tarde/noche y así mantendremos nuestra casa con un frescor deseable y sacaremos fuera el calor generado durante la jornada.

    En todas las casas siempre hay una habitación más fresca que otra, generalmente motivado por su orientación, de esta forma podemos crear un aire acondicionado “natural” estableciendo corrientes entre las habitaciones con menor y mayor temperatura, esto equilibrará la media de nuestro hogar.

     

    Estos son algunos consejos básicos para disfrutar de un verano a una buena temperatura en tu hogar.




Volver