Noticias

  • La luz define el espacio, da sentido a nuestra vida.

    La luz define el espacio, da sentido a nuestra vida.

    Es la radiación solar la que hace posible que percibamos nuestro entorno y podamos disfrutar de él en su totalidad. La luz que entra en nuestras casas define nuestro espacio interior.

    Solo el aluminio es capaz de posibilitar ventanales más anchos, más grandes, de perfiles más delgados, más finos, más resistentes, empleando menos material el aluminio de itesal puede hacer más con menos.

     

    Esto solo ocurre cuando usas un metal ligero y consistente que por sus características no en vano es usado por la aeronáutica y la astronáutica, a nadie se le ocurriría hacer las estructuras de una nave de plástico.

    Resistencia, dureza y ligereza inigualables, son la combinación que posibilita en el día de hoy hacer que la luz sea en nuestras casas un elemento determinante que nos conecta con el entorno, manteniendo con él una relación que solo nosotros podemos controlar a nuestro antojo, algo que era antes impensable.

     

    Una estancia con ventanas y ventanales de un tamaño grande, determinan el volumen de la habitación, la hacen diferente, pues el espacio crece, se prolonga hacía el exterior, haciendo que la pared que soporta la ventana se proyecte buscando un límite infinito.

     

    Una optima entrada de radiación posibilita no solo una iluminación buena de una estancia, además nos da la opción de regular la temperatura que aporta naturalmente el sol pudiendo compensarla con las de otras habitaciones de la casa que tienen otras orientaciones. Esto es una de las bases del concepto Passivhaus, que trata de equilibrar mediante intercambio de aire a diferentes temperaturas las distintas partes de una misma casa, tomando como fuente generadora de energía, los espacios situados más al sol, aquellos que serán mejor iluminados por ventanales grandes hechos del mejor material posible, el aluminio de Itesal.

     

    Ahorro energético, gran visibilidad, elegancia, sostenibilidad, diseño, estética única, son características que acompañan a una ventana que ilumina una estancia. La luz que entra por ella es mucho más que luz, es un concepto arquitectónico nuevo, otra forma de relacionarnos con el medio ambiente y el entorno donde desarrollamos nuestra vida.

     

    Elige siempre aluminio para tus ventanas, elige siempre itesal y estarás apostando por el futuro.

     




Volver